Hola amig@s. Quería contaros cómo son los cumpleaños en Dídola, por si tenéis alguno previsto.

En primer lugar, esto NO es un parque de bolas. En Dídola apostamos por los juegos dirigidos, las fiestas personalizadas y los talleres creativos. Cada niño es único y su cumpleaños también puede serlo.

En segundo lugar, la merienda es DE VERDAD.

 

Hay minis de embutido variado, minipizzas, minimagdalenas, agujeros de dónut de dos chocolates, patatas, chuches, zumo, batido y agua. También se puede escoger una merienda más contundente solo salada, a base de nuggets al horno y perritos calientes. Puedes acompañar la merienda con una tarta casera, más o menos elaborada según tu presupuesto.

A post shared by Dídola (@didolacafe) on

Como solo hacemos un cumpleaños cada vez, intentamos personalizar lo más posible la fiesta en función de los gustos del niño. No esperes globos de la Patrulla Canina ni cucañas de Peppa Pig. Lo nuestro son los juegos y los talleres creativos. Con los más pequeños solemos hacer juegos tradicionales y musicales, para que interactúen y se muevan. A esa edad también les gusta el cuentacuentos con taller de marionetas. A partir de cinco o seis años, hay mil opciones: cocina dulce o salada (pizzas, magdalenas, cookies), experimentos científicos, pistas tipo cocoroom, coreografías, papiroflexia, manualidades de todo tipo, improvisación teatral, pompas de jabón… Si tienes una idea, intentaremos llevarla a cabo.

Durante dos horas, los niños tienen reservado el Espacio Dídola solo para ellos, con la monitora o monitoras. Allí meriendan y realizan la actividad, mientras los padres pueden estar tranquilamente en la cafetería tomando algo hasta el momento de abrir los regalos.

Para reservar un cumpleaños hace falta un mínimo de 10 niños. Como máximo hemos hecho fiestas hasta con 40 niños y, de hecho, los cumpleaños trimestrales son nuestra especialidad.

Los sábados por la tarde no celebramos cumpleaños, porque utilizamos el Espacio Dídola para los cuentacuentos.

De lunes a jueves, el precio es de 12€ por niño. Los viernes y domingos cuesta 14€ por niño. 

Puedes pedir más información o preguntar por la disponibilidad del espacio en cristina@didola.es o en el 657529267. Las camareras no reservan fechas ni resuelven dudas, que bastante tienen con poner cafés. Así que todas estas cuestiones, al correo o al móvil.

Una vez cerrada la fecha, hay que dejar una señal de 20€. Si dos semanas antes de la fecha reservada no se ha dejado la señal, la fecha queda libre de nuevo.